Crisis de lactancia: Descubre las mejores soluciones para superarla

💌 El viaje de la lactancia es una experiencia hermosa y gratificante tanto para la madre como para el bebé. Sin embargo, no está exenta de dificultades.

💟 Un obstáculo común al que se enfrentan muchas madres es la crisis de lactancia.

👉 Esta fase puede ser abrumadora y descorazonadora, pero con el apoyo y las estrategias adecuadas, puede resolverse.

Entender la crisis de lactancia 🤔

✍️ La crisis de lactancia se refiere a un periodo en el que el bebé parece no estar satisfecho con la lactancia, está inquieto o experimenta una disminución o aumento excesivo de la ingesta de leche. 

💜 Esta fase suele producirse en torno a determinadas etapas del desarrollo, como los estirones o cuando al bebé le empiezan a salir los dientes. Puede ocurrir a cualquier edad, pero es más frecuente durante el primer año.

➽ Es esencial reconocer que la crisis de lactancia no es un signo de fracaso de la lactancia o de producción insuficiente de leche. Se trata de un contratiempo temporal que puede gestionarse eficazmente con conocimiento y paciencia.

Identificar los signos 👀❗

🔆 Reconocer los signos de la crisis de lactancia es crucial para abordar el problema con prontitud. Algunos signos frecuentes son:

  • Mayor nerviosismo e inquietud durante la lactancia
  • Mamadas frecuentes y sesiones de lactancia más cortas
  • Parece insatisfecho o hambriento después de mamar
  • Parece hambriento incluso después de una toma completa
  • Problemas de aumento de peso o aumento de peso más lento

👁️‍🗨️ Si observas uno o más de estos signos, tu bebé podría estar atravesando una crisis de lactancia. La buena noticia es que existen varias soluciones eficaces para ayudar a superar esta fase.

Las mejores soluciones para la crisis de lactancia

1. Aumenta la frecuencia de amamantamiento 💦

💚 A menudo, los bebés experimentan un estirón durante una crisis de lactancia, lo que requiere tomas más frecuentes. Aumentar la frecuencia de la lactancia puede ayudar a satisfacer su mayor demanda de leche. Adopta la alimentación dirigida por el bebé y ofrécele el pecho siempre que muestre señales de hambre.

2. Practica la alimentación en racimos 🤱

✅ La alimentación en racimos, que consiste en tomas consecutivas en un breve periodo de tiempo, puede ayudar a aumentar la producción de leche y a satisfacer el hambre del bebé durante la crisis.

Imita el patrón natural de alimentación del bebé durante los estirones. Puedes esperar que las tomas en racimo se produzcan sobre todo por las tardes.


3. Ofrécele ambos pechos 🌞

💜 Asegúrate de que tu bebé recibe tanto la leche anterior (más fina) como la posterior (más grasa).

➤ Al ofrecerle ambos pechos en cada sesión de lactancia, te aseguras de que tu bebé reciba los nutrientes necesarios para un crecimiento y desarrollo óptimos.

4. Asegúrate de que se agarra bien 👶

🔹Una de las razones más comunes de la disminución de la ingesta de leche durante una crisis de lactancia es un agarre incorrecto. Asegúrate de que el agarre sea profundo para permitir una transferencia eficaz de la leche y evitar molestias en el pezón. Pide ayuda a un especialista en lactancia si tienes dificultades para conseguir un agarre adecuado.

5. Mantente hidratada y nutrida 🥤

✳️ Recuerda cuidar también de ti misma. Mantente hidratada bebiendo mucho líquido y consume una dieta equilibrada. 🍓

🧊 Una hidratación y nutrición óptimas favorecen una producción de leche sana, asegurando un suministro abundante de leche para tu bebé en crecimiento.

6. Busca apoyo ❤️‍🩹

➽ La lactancia puede ser un reto emocional, especialmente durante las crisis de lactancia.

🫂 Busca apoyo en madres con experiencia, asesores de lactancia o grupos de apoyo a la lactancia. Pueden orientarte, animarte y tranquilizarte durante esta fase.

7. Paciencia y persistencia 🍀

👣 Es importante recordar que la crisis de lactancia es temporal y suele resolverse en unos días o una semana. Ten paciencia y sé persistente en tu viaje de lactancia. Confía en el proceso natural de la lactancia y en la capacidad de tu cuerpo para satisfacer las necesidades de tu bebé.

Conclusión (ɔ◔‿◔)ɔ ♥

🌟 La crisis de lactancia es una fase habitual en el proceso de amamantamiento de un bebé, pero no debe desanimar ni asustar a las madres.

🌺 Si comprendes las señales y pones en práctica las soluciones mencionadas, podrás ayudar a tu bebé a superar esta crisis y garantizar una experiencia de lactancia satisfactoria.

💙 Recuerda, busca apoyo cuando lo necesites, y confía en la capacidad de tu cuerpo para alimentar a tu precioso pequeño.

Deja un comentario